¡Ainsss! tengo una duda existencial…¿Marca Personal o marca comercial?

PARTE 1

Esta pregunta me la suelen preguntar a menudo. ¿Qué es mejor crear una marca personal o una marca comercial?

Si te has hecho esta pregunta seguro que por tu cabeza han pasado pensamientos como este:

  • Si le pongo mi nombre a mi marca, me parece un nombre común o no quiero que mi persona esté tan expuesta.
  • ¿Qué ocurre si el día de mañana quiero contratar más equipo? Quedaría raro que estuvieran bajo mi nombre.
  • ¿Y si el día de mañana quiero venderla?

Todo depende de tu para qué de tu negocio, de los objetivos que quieres conseguir y de cómo sean tus productos y/o servicios.

¿Cuándo tener una marca PERSONAL?

Cuando tu negocio esté basado en un servicio o un producto muy personal, donde la diferenciación la pone tu persona y el trato con el cliente es de 1 a 1. Por ejemplo, es ideal para profesionales del coahing, terapeutas, escritores, artistas, speakers, consultores, asesores,…

En definitiva, cuando hay una gran implicación personal y un trato muy cercano con los clientes. Y la razón nº 1 – Es un proyecto tan tuyo, que crece contigo y da igual las decisiones que tomes en el camino que siempre irá contigo.  ¡No está en venta!.

Esto suele pasar, comienzas tu negocio con tu nombre y montas tu negocio en base a lo que has estudiado y trabajado toda tu vida, pongamos por ejemplo, un asesor fiscal. Pasas por una etapa de tu vida, donde te replanteas quien eres y te das cuenta que lo que te hacía feliz (asesoría fiscal) ahora ya no es el camino y sin saber muy bien cómo,  tu vida da un vuelco de 360º y terminas siendo profesor de yoga. ¿Te suena esto? Quizás no haya sido tan drástico el cambio pero normalmente vamos evolucionando profesionalmente y nuestra marca también.

Como ves, las dos razones fundamentales para tener una marca personal son:

  1. ¡No está en venta!
  2. Lo importante es la persona.
¿Cuándo tener una marca COMERCIAL?

Cuando tu marca esté basada en un modelo de negocio de expansión. Es decir, cuando tengas claro que:

  • Vas a contratar equipo en un futuro
  • Y/o aumentar tu producción
  • Abrir diferentes puntos de ventas (franquicias)…

Aquí si te recomiendo que busques un nombre para la marca, que represente la actividad, que sea fácil de recordar y fácil de posicionar.

En el caso de las marcas comerciales, no dependen tanto de las personas que lo crean, el negocio puede crecer aunque no esté. Es fácil delegar en el equipo, son marcas que les preocupa transmitir seriedad, profesionalidad, capacidad y estabilidad. 

Quizás estes pensado… ¡Ya Maku tengo claro que es para negocios grandes pero yo ahora estoy sólo, entonces lo que necesito es una marca personal. ¡No! Te cuento el caso de Alfonso un cliente mío, que durante 25 años había sido optometrista y había regentado diferentes ópticas por distintos puntos de España, todas ellas con “marcas comerciales”.

Quería dar un giro de 360º a su vida y no depender tanto de un horario comercial, detectó una necesidad, cerró su óptica y en la actualidad ayuda a otras ópticas a incrementar sus servicios y por consecuencia su facturación, a través de un servicio de audiología muy personalizado. Es un negocio donde comenzó sólo él pero en apenas un año, se ha podido expandir aumentando su equipo.

Resumiendo, las dos razones fundamentales para tener una marca comercial:

  1. Se puede vender en un futuro y seguir funcionando sin ti.
  2. Tienes una idea clara de expansión.

¿Ya tienes claro que quieres crear? ¿Una marca personal o una marca comercial?

Si quieres que te ayude o tienes dudas, puedes hacer click en el botón de abajo y reservar una sesión gratuita conmigo.

P.D. Presta atención al blog porque en breve publicaré otra opción:  tener marca personal y marca comercial. ¿Por qué elegir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba